Escuchamos esta frase en muchas empresas, algunos clientes nos dicen por ejemplo: “no sé si gano o pierdo”, “no tengo claro los costos”, “no estoy seguro si las ventas crecieron respecto al año pasado”, “no mido el stock”.

Les preguntamos qué información les gustaría tener y para qué querrían tenerla?

Observamos que muchos  “datos” están disponibles pero requieren ser  transformados en información que sirva para poder  tomar decisiones.

Cuando ponemos en orden la información, nuestros clientes se sorprenden. Muchos no se daban cuenta de la magnitud de sus negocios: ventas/compras/gastos/stock, otros se dan cuenta que necesitan tomar decisiones para lograr los cambios que están esperando.

Analizar y gestionar la información permite encontrar nuevas oportunidades para alcanzar los objetivos

Los invitamos a preguntarse, qué creen que les está impidiendo poder gestionar con información?


#gestión #información #toma de decisiones