Escuchamos a muchos líderes/dueños de empresas decir que cargan con una mochila muy grande y sienten que toda la responsabilidad está en sus espaldas.

Les preguntamos, cómo les gustaría que fuera?

Observamos que esta situación ocurre generalmente cuando los procesos de la organización son informales, cuando hay más de un “responsable” para cada tarea o cuando el líder no delega de manera adecuada.

Cuando la responsabilidad es de todos, la responsabilidad es de nadie y puede generar que el dueño/líder/gerente finalmente asuma toda la responsabilidad.

Diseñar una estructura ordenada asignando roles y responsabilidades, es clave para el equipo y el líder. Los colaboradores necesitan saber qué esperamos de ellos y nosotros poder delegar con confianza para poder crecer.

Delegar es un gran desafío, es un aprendizaje para quien delega, para quien recibe la nueva responsabilidad y para el resto de la organización. Requiere comunicación, acompañamiento y comprender que no nos va a salir “perfecto” desde el primer día, es un proceso que lleva tiempo pero vale la pena.

Los invitamos a preguntarse, qué creen que deberían empezar a hacer diferente para sentirse más livianos?


#acompañar #aprender a delegar #roles y responsabilidades